Hey Bama H’Obama Bama Bama Hey Bama…

ferreres

“Y entró Obama en Washington, y en su casa; y habiendo mirado alrededor todas las cosas, como ya anochecía, se fue a acostar”

Así es, Barack Obama (pronunciado buh-RAAK oh-BAA-muh), en adelante Barack, al entrar en su casa y tras darse una vuelta por el dormitorio presidencial, se fue a la cama y durmió unas ocho horas. Se levantó a orinar una vez, cuando los primeros rayos de sol alumbraban América, y después volvió a acostarse y se quedó un rato entre las sábanas de la cama presidencial, diciéndose a sí mismo “a en punto me levanto a desayunar”.

A y cuarto, Barack se puso la bata presidencial y se dirigió a la primera cocina de América. Saludó a Wilfred. Wilfred le correspondió. Se sentó a la mesa y se dispuso a saborear el desayuno que Wilfred ya le tenía preparado. “¿Le caliento un poco la leche, míster président?”. “Sí, hazme el favor”. “En seguida míster président”.

Comenzó a hojear el primer periódico que cogió. Buscó la sección “Sports”. Subsección “Football”. Los Denver Broncos han ganado a los Chicago Bears. “Qué desastre Wilfred, este año los osos no tienen nada que hacer”. “Espero que remonten míster président”.

Después de echar un vistazo a la sección “Obituaries”, se terminó la leche con galletas y el zumo y se encaminó al baño presidencial. Es cierto que no tomó el desayuno americano estándar, pero es que Barack es más de leche con galletas. Es diferente, y no por eso es mejor ni peor que cualquier americano. Es uno más, pero es el uno más importante para América.

Tras saludar a Gladys, quien ya le esperaba en la puerta con su muda preparada, se quitó la bata y se sumergió en la bañera presidencial. Nadó hasta la zona en la que hacía pie y se restregó con la esponja de los padres fundadores.

Una vez seco y arreglado, Barack se subió en el segway presidencial y atravesó pasillos y estancias, con Mike y Jeff escoltándole al trote, esquivando cajas de cartón en las se leía “Handle with care”, hasta llegar al despacho oval.

Es el momento, la gran esperanza blanca puede empezar la tarea de rehacer América.

Para seguir informado con respecto a Barack puede dirigirse al medio de comunicación más cercano y proceder de la manera acostumbrada.

Para entender un poco mejor por qué Barack es uno más, pero es el uno más importante para América, puede escuchar la canción “Looking for a leader”, incluida en el LP de 2006 “Living with war”, del canadiese Neil Young.

Nota 1: La imagen que acompaña el texto (original aquí) es una mera recreación: la entrada de Obama en Washington no fue de esa manera (creo). De igual manera ocurre con el texto acompañado, basado principalmente en fantasías.

Nota 2: La canción a la que se hace referencia se compuso en 2006, antes de que se conociera la candidatura del senador Obama y de que el americano estándar hubiera aprendido a pronunciar “Barack”. En aquél momento, ése no era un conocimiento necesario para la vida cotidiana del americano estándar.

Anuncios

3 Responses to “Hey Bama H’Obama Bama Bama Hey Bama…”


  1. 1 Jorge enero 22, 2009 en 9:18 pm

    Gran inauguración Nacho, esperemos que te animes a seguir subiendo cosillas 😉

    Me ha gustado mucho 🙂

  2. 2 Mr. Awesome enero 23, 2009 en 11:58 am

    buenísima Nachete!! Tenía ganas de ver chorreones de tu estilo por aquí. Y chulo el título (también podría haber sido “Gimme hope Obama”, como la canción de Eddie Grant que ponen en todos los pubs viejunos)

  3. 3 Marta febrero 2, 2009 en 12:55 pm

    Buen artículo 🙂 Y grandísimo tema el de JC Superstar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: