Nº 371/c: Apalancamiento y su tratamiento

Esta columna nace con la itención de educar y enseñar, a las gentes más torpes, como vivir de puta madre sin mucho esfuerzo. Una serie de columnas, escritas por diversos autores (espero), permitirán a nuestros fieles lectores (que ya se cuentan con los dedos de una mano) avanzar rápidamente en su camino hacia la felicidad.

LECCIÓN VITAL Nº 371/c: Apalancamiento y su tratamiento

Introducción.
Llámase apalancamiento a la acción o efecto de apalancarse, esto es, a quedarse en casa en una posición de comodidad indudable, dejando de lado juergas de carácter diverso que pudieran proporcionarnos una mayor satisfacción/comodidad a largo plazo; aunque en ese momento pudiera parecer que no.

Las causas del apalancamiento son muchas y de diversa índole: resacas del día anterior, temperaturas extremas contrastadas con el agradable clima hogareño, sueño atrasado… Sin duda, una de las causas más comunes de apalancamiento es la combinación brasero+manta; que ha causado estragos en toda la geografía española.

Remedios.
Solo hay una forma de remediar esta terrible plaga, y es tener una fuerza de voluntad inmensa (que puede verse reforzada por un espíritu de juergaaún mayor, algún elemento hostil en casa o la ligera esperanza de hayar alguien con quien apalancarnos un poco más tarde -tb conocido como mojar el churro-)
Si no se da esta circustancia(lo que ocurre en la mayoría de los casos), cae sobre nuestros compañeros la obligación de desapalancarnos, bien mediante una llamada telefónica en casos leves; bien mediante persistentes serenatas de telefonillo en casos más graves.

Consecuencias.

Las consecuencias de un apalancamiento no curado a tiempo son tan diversas como sus causas. Se han dado casos de perder inesperadas inauguraciones de discoteca con flyers para copas a granel (todo incluido en el mismo precio de 0 euros), locales llenos de mujeres dispuestas a una noche loca (no se sabe por que extraño alineamiento de planetas) -matizo, no es un comentario sexista, los locales siempre están llenos de hombres dispuestos a una noche loca – o, simplemente, perdidas de noches memorables (¿hay algo peor que tener que recordar durante el resto de las reuniones de tu pandilla aquella noche mítica que te perdiste por comer palomitas?).

A todo lo anterior, debe unirse la nada despreciable colección de epítetos que nuestros compañeros creerán obligado adjudicarnos: “maricona”, “apalancao”, “rajao”…

Por último comentar lo curioso de este último hecho, ya que en realidad, estos mismos colegas, habrán fracasado en desapalancarnos, lo cual es una falta muy grave (como ya veremos en proximas entradas)

Hasta la próxima

Anuncios

3 Responses to “Nº 371/c: Apalancamiento y su tratamiento”


  1. 1 Marta diciembre 1, 2008 en 5:57 pm

    Pregunta: ¿Y por qué es más divertido el anti-apalancamiento? Porque lo que es bien cierto es que el apalancamiento mola XD

  2. 2 kaidohmaru diciembre 2, 2008 en 10:21 am

    ¬¬ Dificil decision. Apalancamiento Vs. Anti-Apalancamiento. ¡Qué dilema! ¿Y si lo de mojar el churro se presenta con el apalancamiento? Uff, mucha presión en mi.

  3. 3 Jorge diciembre 10, 2008 en 12:45 pm

    Anye, en muchas ocasiones, si puedes mojar el churro apalancado también podrías hacerlo sin apalancarte; así que no es excusa. En otro tipo de circustancias, no se considera apalancamiento, si no “no salir para follar” que no es una enfermedad, sino todo lo contario

    Marta, tu comentario es típico síntoma de una apalancada crónica. Pero no te preocupes, no hay nada que no cure el vodka. Espero poder completar el tratamiento en navidades 😛


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: