Divorcio Gay

Tenía esto escrito de hace algún tiempo, y ahora que se vuelve a hablar de los gays más que del Madrid por causa de ciertas regias declaraciones septuagésimo-cumpleañeras, aprovecho y lo cuelgo, que no tengo tiempo de escribir nada nuevo. Que ya caerá, ya.


Dicen las estadísticas que la tasa de matrimonios rotos entre heteros supera grandemente al de los divorcios gays. Veamos por ejemplo datos holandeses aquí ya que creo que es mejor tener casos de más tiempo que medir los que se divorcian en menos de un año, que es lo que llevan aquí los matrimonios entre personas del mismo sexo.

En uno de los últimos números de Zero estas estadísticas se tomaban como demostración de superioridad del amor gay frente al hetero, en un nuevo ejemplo de que la manipulación de datos en beneficio de nuestros deseos y la estupidez humana no entiende tampoco de sexualidad. O dicho de otro modo, de que en todos los tipos de cama hay tontos de nacimiento, o más bien listos que toman a los demás por tales.

Analicemos, con lógica, porqué pueden darse esas estadísticas. Por un lado se trata el matrimonio gay de una revindicación ganada a lo social por el colectivo tras bastantes esfuerzos. Así, es más difícil que se rompa puesto que fue más difícil de ganar. Cuando la cosa haya dejado de verse como un hito alcanzado a fuerza de que sea algo normal y aceptado perderá el aura de encanto.

Por otro lado, aún no todos los gays se atreven o desean mostrar su condición, y por tanto no todos los que se casarían de ser heteros lo hacen siendo gays. Incluso entre lo que se atreven o desean hacerlo público las motivaciones sociales y familiares son contrarias en ambos grupos: Mientras que las presiones morales a los heteros son a favor del matrimonio (¿no os casáis? ¿no tenéis hijos? Vivir así, sin formalizarlo…) no me imagino yo a la mayoría de padres de gays que los aceptan haciendo esas consideraciones, sino más bien al contrario, casarse es darle un disgusto a la abuela que piensa que vives con un amigo para compartir gastos, y yo te lo respeto, hijo, pero… ¿para qué más?. Por ello, muchos heteros se casan sin pensar las consecuencias, o por sacar dinero de la boda, mientras que ese caso no se da entre los gays. Excluyo tal vez el pequeño grupo de gays famosos que pueden decirme que se casan para dar ejemplo o de forma revindicativa, en cuyo caso si se casan para eso, mal asunto si se divorciasen.

A los problemas que le surgen a un hetero que comienza a plantearse un divorcio hay que sumarle, en el caso de los gays, una nueva presión social: “Y para eso montaste tanto lío” o “con eso nos dejas mal y de locas” dependiendo quién le hable. En definitiva, más condicionantes.

Si la causa de divorcio es la falta de amor y derivados, no veo absolutamente ningún motivo físico, psicológico o moral que diferencie a un tipo de parejas del otro, y alegar que existe es vender una desigualdad que es precisamente lo que se quiere evitar. Y por tanto, para mí que esas estadísticas y la posterior arenga de la revista de marras lo que demuestra es más bien que aún no hemos alcanzado la normalidad en este aspecto. Si partimos de la base de que buscamos la igualdad social y defendemos que la homosexualidad es natural, a continuación alegar una superioridad en capacidad sentimental no deja de ser cargarse el argumento y perder el norte.

Así, señores de Zero, las estadísiticas lo que demuestran precisamente es lo contrario: falta de igualdad, de integración,  de madurez de una ley y de preparación social para ella. El día en que esas estadísiticas se igualen será que empezamos a tomar como normal algo que de momento es una victoria social, que no moral. Y el día que las estadísticas de rupturas matrimoniales no discriminen (que ni pintado viene el término) por tipo de matrimonio sino que sean globales, ese día habrán conseguido ustedes su objetivo.

A no ser que su objetivo real sea el contrario, crear el mundo rosa, pero nadie ni por lo más remoto cree eso… … ¿verdad?

Marta

Madrid, 5 de Octubre de 2008

Anuncios

3 Responses to “Divorcio Gay”


  1. 1 kaidohmaru noviembre 7, 2008 en 5:53 pm

    Jijiji muy bueno.

  2. 2 Dani noviembre 11, 2008 en 8:17 pm

    jeje …la verda es que esta bastante bien pensado y argumentado…vamos creo yo, tampoco es que sea alguien que entienda muchso de letras xD… weno y aqui va mi comentario preguntra reflexiva ( xD… seguro… xD ):
    No es contrario al ser humano el echo de ser totalmente comprensivo?… si eso eso fuere verdad entonces cuando alcancemos dichos pensamientos de un suceso cotidiano, algo normal en la vida de un ciudano, que saldrá, que se usará, legaremos la toleracia cero?? …por mi espero que llegemos algun dia a esa realidad …pero entoces abria politicos?? en fin xD se me va la olla xD ( xD jaja par ami ke dejo las cervezas y el alcohol XD ).. xaooo Un Saludo.

    PD: si tengo alguna falta de ortografía T_T perdona he intentado no tener ninguna 😛

  3. 3 Jorge noviembre 24, 2008 en 2:11 pm

    Muy bueno 🙂

    Totalmente de acuerdo, estoy harto las tonterías disfrazadas de reivindicación


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: